jueves, abril 17, 2008

Algunas frases de Karl Rahner, SJ

Según Johann-Baptist Metz, la teología de Karl Rahner, SJ, uno de los teólogos católicos más potentes e influyentes del siglo XX, tenía ‘una tendencia: ser siempre una nueva iniciación al misterio del amor de Dios y, de este modo, un servicio a la esperanza humana.’ Aquí hay algunas frases suyas.


‘Jesús es el “sacramento original” de la salvación en el que “la voluntad salvífica de Dios, establecida desde el principio como gracia para el mundo, se hace manifestación histórica unívoca”, de la misma manera que la Iglesia, esa “presencia de Cristo, hecha sociedad para todos los tiempos”, despliega su función universal en los siete sacramentos, que responden a situaciones cruciales de la existencia humana y que son “encarnaciones históricas de la gracia, que siempre está actuando en la historia de la humanidad”.’ (Rahner, según W. Kern y A. Batlogg)

‘Toda filosofía de la religión que convierte en objeto de religión cualquier tipo de correlato de algún aspecto finito del hombre es básicamente falsa. De esa forma, dado que lo “divino” no puede convertirse por principio en correlato objetivado de algún tipo de particularidad racial, de la sangre, del pueblo, del mundo o de alguna otra cosa semejante. Porque el hombre en cuanto Espíritu ha trascendido desde siempre todas esas cosas finitas en la dirección hacia algo que es más que todo.’

‘A partir de los principios cristianos sobre la fe y costumbres no puede deducirse nunca con claridad un modelo de mundo que resulte único y obligatorio. En principio no existe, ni en la forma de entender el Estado, ni en la economía, ni en la cultura, ni en la historia, ningún imperativo preciso y concreto que pueda deducirse como el único verdadero a partir de la doctrina del cristianismo.’

‘Como ser humano y como cristiano, me resulta evidente que soy un cristiano eclesial. La religión debe ser mi propio y mi más libre convencimiento, debe ser experimentada en el centro más íntimo de mi existencia. Pero esta existencia sólo se encuentra en una comunidad y en sociedad, en la medida que se abre a la dinámica del dar y del recibir. Además, el cristianismo es una religión histórica, referida al único Jesucristo. De él he oído a la Iglesia y a nadie más. Por ello no puedo permitirme un cristianismo privado, que sería la negación de su procedencia.’

2 comentarios:

josé dijo...

Ciertamente, la última cita que publicas tiene una innegable coincidencia con el estilo eclesial de Henri de Lubac descrito en "El drama del humanismo ateo". Ahora bien, en torno a diversos teólogos poco heterodoxos ha surgido un debate -que por cierto ha inquietado a algunos jesuitas alemanes (Hans Zwiefelhofer, S.J.)- referente a la visión de mundo que tenía Rahner, es decir, que en su cristología se encuentran ciertas notas de Hegelianismo, mismas que sin la impronta misma serían inimaginables, en este sentido Hans Küng nos dice que "El espíritu insigne que alienta en el trasfondo de este examen detenido, desarrollado con rigor conceptual, de la cristología clásica (calcedonio-escolástica) y hasta en su más profunda conceptualidad, no es más que Hegel" (en Encarnación de Dios, Hans Küng).

¿Tu qué opinion tienes al respecto?

Saludos

Ululatus sapiens, nSJ dijo...

Ay, Dios...

Del cargo de 'hegelianismo' no sé. Según yo, la formación filosófica de Rahner fue escolástica (suareciana, primero) y heideggeriana después. Hegel está más presente, si no me equivoco, en Jon Sobrino o Ellacuría.

¡Gracias por la visita y perdona la tardanza de mi respuesta!