viernes, septiembre 11, 2009

Hay que callar...


Decía el filósofo Ludwig Wittgenstein que De lo que no se puede hablar hay que callar. Hace exactamente ocho años, todos nos percatamos de que tenía razón.