viernes, noviembre 06, 2009

Evolución y fe: un jesuita en la frontera (donde debe estar)

Ayer fue el día de todos los santos y beatos de la Compañía de Jesús (si no me equivoco: más de sesenta santos y ciento veinte beatos), por lo que tuve muy presente a la insigne orden de San Ignacio y a mis queridos hermanos de la Provincia Mexicana.

También, a causa de una investigación algo tortuosa acerca de la evolución, volví sobre un video que ya ha tiempo me había gustado mucho: la entrevista que el biólogo, evolucionista y ateo militante Richard Dawkins le hizo a George Coyne, SJ, director por casi treinta años del Observatorio Vaticano. Si uno compara éste con los demás videos y entrevistas de Dawkins, resulta bastante claro por qué se llevó una gran sorpresa: en un inteligentísimo diálogo sobre fe y razón, religión y ciencia, Dawkins enfrentó a un científico de primera talla, que acepta tal cual la realidad innegable de la evolución, pero que resulta ser creyente... y sacerdote. No estaba tratando ahora con pastores evangélicos hardcore o fundamentalistas bíblicos, sino con un científico heredero de una gran tradición de sacerdotes-científicos, como Clavius, Kircher, Ricci, Saccheri, Teilhard de Chardin...

Coyne no es jesuita. Es jesuitísimo. Es increíblemente erudito, pero humilde. Su fe está basada en un Dios que lo ha tocado, no que le ha explicado el mundo. Lo busca en todas las cosas y su labor científico es a su mayor gloria. Habla sobre religión y evolución con gran profundidad y delimita su campo de especialización. Matiza, matiza y matiza; no da pie ni a la ambigüedad ni al dogmatismo. Está, fiel al espíritu de la Compañía, en la frontera más lejana de la Iglesia, dialogando con el mundo. Justo como le pide Ignacio a sus jesuitas: bien arraigado en la tradición cristiana, se deja abrazar por la razón mundana y anuncia el Evangelio en la cuerda floja, donde 2 mm de más hacia un lado pueden significar el descrédito científico o la herejía...


Y aquí la entrevista completa: I, II, III, IV, V, VI, VII).

AD MAIOREM DEI GLORIAM.

G. G. Jolly

7 comentarios:

Juan Ignacio dijo...

Qué interesante estos autores. Anoto.

No me gusta de todos modos la expresión en el límite.

¿Qué es "no ser dogmático"? ¿No creer en los dogmas? Eso sería estar afuera. Ahora bien, si "no ser dogmático" es "no ir de prepo con los dogmas a los que no están en la Iglesia" pues eso me parece mejor.

Saludos tantos.

Peritos dijo...

Bien por los links.

Ululatus sapiens dijo...

Gracias por los comentarios.

Juan Ignacio:

Por lo general, me molesta sobremanera cómo es utilizada (con desdén) las palabras 'dogma' o 'dogmático', como cosas impuestas autoritariamente, que obligan y excluyen... Yo no veo así los dogmas cristianos, que no son otra cosa que la base fundamental de la fe y que se reinterpretan a la luz de los tiempos...

Ahora bien, dogmaTISMO, aunque no me acaba de gustar, ese 'ismo' le da un sentido efectivamente beligerante. En el contexto del creacionismo, hace falta nada más ver a aquellos que, Biblia en mano, niegan 'descender de los monos'...

¿Y qué hay con los 'límites'? ¿Te refieres al jesuita éste (y a otros), en los llamados 'apostolados de frontera'?

Juan Ignacio dijo...

Con los límites me refería a lo de dogma, dogmatismo y eso. Queda aclarado para mí, gracias.

Juan Ignacio dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Luis Robert dijo...

Estimado Ululatus Sapiens:

Escucharla en inglés se me hace difícil, ¿Hay alguna posiblidad de conseguirla escrita?

Saludos fraternos para ti

Ululatus sapiens dijo...

Luis:

¿Qué tal? Gracias por darte una vuelta.

Por desgracia, no que yo sepa. Dawkins, por supuesto, tiene un sinnúmero de libros y artículos, y Coyne sólo da conferencias. Dudo mucho que haya versiones subtituladas o transcripciones-traducciones.

Un saludo.