miércoles, septiembre 20, 2006

¿Otra vez Santa Cruzada vs. Yihad?

Photobucket - Video and Image Hosting

Me tiene muy preocupado esta situación en el mundo, que suena a película de aventuras: ‘El Papa en apuros’. No sólo porque compruebo que, desgraciadamente, un aberrante choque de civilizaciones es cada vez más real, sino porque también, ahora, la seguridad misma del Santo Padre y del Vaticano son inciertas... No es que desconfíe yo de los fornidos y disciplinadísimos suizos en sus coloridos atuendos, pero, ¿recuerdan aquella anécdota en la que, cuando Juan Pablo II recibió una llamada de la Casa Blanca, nadie sabia qué era una ‘línea segura’? Si le pudieron pegar al Pentágono...

Dudo mucho que la enorme mayoría de quienes, en el mundo musulmán, protestan, queman efigies del Papa y atentan contra iglesias (una anglicana y una ortodoxa, por cierto...) hayan leído la ponencia completa, considerado el contexto y su intención durante la conferencia (‘Mi intención no es el reduccionismo o la crítica negativa, sino ampliar nuestro concepto de razón y su aplicación’) y seguido de cerca el mensaje de la visita pastoral de Benedicto XVI a su natal Baviera. Sé que es demasiado pedir de esa gente.

La cita del emperador bizantino Manuel II es tan solo una de muchas partes del discurso del Santo Padre en la Universidad de Regensburg, en la que desplegó una vez más su talento y pasión para las cátedras universitarias y empezó diciendo cómo el ambiente de una verdadera cátedra universitaria, en un dies academicus, hace que muchos especialistas que a primera vista parecen no tener nada en común comparezcan juntos y formen un ‘todo de la única razón con sus diferentes dimensiones’. Y confesó: ‘Uno de los colegas había dicho que en nuestra universidad había algo extraño: dos facultades que se ocupaban de algo que no existía: Dios’, pero que ‘incluso frente a un escepticismo así de radical seguía siendo necesario y razonable interrogarse sobre Dios por medio de la razón y en el contexto de la tradición de la fe cristiana’.

Viene, pues, la tan controvertida cita: ‘De manera sorprendentemente brusca se dirige a su interlocutor simplemente con la pregunta central sobre la relación entre religión y violencia, en general, diciendo: “Muéstrame también aquello que Mahoma ha traído de nuevo, y encontrarás solamente cosas malvadas e inhumanas, como su directiva de difundir por medio de la espada la fe que él predicaba”. El emperador explica así minuciosamente las razones por las cuales la difusión de la fe mediante la violencia es algo irracional. La violencia está en contraste con la naturaleza de Dios y la naturaleza del alma. “Dios no goza con la sangre; no actuar según la razón es contrario a la naturaleza de Dios”’.

El Papa prosigue, comentando el trabajo de Khoury: ‘Para el emperador, como buen bizantino educado en la filosofía griega, esta afirmación es evidente. Para la doctrina musulmana, en cambio, Dios es absolutamente trascendente. Su voluntad no está ligada a ninguna de nuestras categorías, incluso a la de la racionalidad’.

Lo anterior, por tanto, no es gratuito, como han dicho algunos, porque enseguida viene lo importante: ‘La convicción de que actuar contra la razón está en contradicción con la naturaleza de Dios, ¿es solamente un pensamiento griego o es válido siempre por sí mismo?’ Según el cristianismo, lo segundo. Al igual que tantas otras veces, como al comentar la encíclica de su predecesor, Fides et Ratio, Joseph Ratzinger prosiguió exponiendo cómo ‘la fe bíblica, durante la época helenística, salía interiormente al encuentro de lo mejor del pensamiento griego, hasta llegar a un contacto recíproco’, como por ejemplo, en la traducción griega del Antiguo Testamento o ‘de los 70’. ‘Se trata del encuentro entre fe y razón, entre auténtica ilustración y religión’. Sin embargo, esto ha sido –afirma– cuestionado, primero, durante la Reforma y, luego, en la Ilustración moderna, en un periodo en el que se ha intentado deshelenizar el cristianismo, apartar la Biblia de la metafísica y separar al Dios de Abraham, Isaac y Jacob del Dios de los filósofos.

Desde allí, Benedicto se lanza fieramente contra su enemigo más acérrimo, la jaula de un cientifismo demasiado racional, la castración de una filosofía que se cierra a la Verdad y las atroces consecuencias que esto le puede traer a un Hombre cerrado a la trascendencia:

‘Los interrogantes propiamente humanos, es decir, “de dónde” y “hacia dónde”, los interrogantes de la religión y la ética no pueden encontrar lugar en el espacio de la razón común descrita por la “ciencia” entendida de este modo [‘la certeza que resulta de la sinergia entre matemática y empirismo’ y sujeta a la utilidad y la verificación mediante la experimentación] y tienen que ser colocados en el ámbito de lo subjetivo. El sujeto decide entonces, basándose en su experiencia, lo que considera que es materia de la religión, y la “conciencia” subjetiva se convierte en el único árbitro de lo que es ético. De esta manera, sin embargo, la ética y la religión pierden su poder de crear una comunidad y se convierten en un asunto completamente personal. Este es un estado peligroso para los asuntos de la humanidad, como podemos ver en las distintas patologías de la religión y la razón que necesariamente emergen cuando la razón es tan reducida que las preguntas de la religión y la ética ya no interesan. Intentos de construir la ética a partir de las reglas de la evolución o la psicología terminan siendo simplemente inadecuados’.

Es decir, la crítica principal del Papa no es al Islam, sino a la ilustración mal concebida de Occidente, la cual, precisamente, es uno de los factores que obstaculizan el diálogo ecuménico profundo con el mundo musulmán: ‘Las culturas profundamente religiosas ven esta exclusión de lo divino de la universalidad de la razón como un ataque a sus más profundas convicciones. Una razón que es sorda a lo divino y que relega la religión al espectro de las subculturas es incapaz de entrar al diálogo con las culturas’.

Finalmente, concluye el Santo Padre: ‘“No actuar razonablemente (con “logos”) es contrario a la naturaleza de Dios”, dijo Manuel II, de acuerdo al entendimiento cristianos de Dios, en respuesta a su interlocutor persa. En el diálogo de las culturas invitamos a nuestros interlocutores a encontrar este gran “logos”, esta amplitud de la razón. Es la gran tarea de la universidad redescubrirlo constantemente’.

¿Dónde está, pregunto yo, lo insultante? Este discurso dista mucho de parecerse a las malas caricaturas danesas; no es una burla, sino una reflexión de altura y la invitación a un diálogo inteligente y abierto. Y sí, una condena muy fuerte (que buena falta hace) al extremismo religioso: un Dios que es Logos, Razón Creadora, al mismo tiempo que Caritas, Amor (ver su encíclica) es imcompatible con la violencia.

Ahora bien, si hoy día ni siquiera se puede nombrar a Mahoma ni al Islam sin que se vuelen cosas, quemen iglesias y maten monjas es que Manuel II puede no haber estado tan errado...

Photobucket - Video and Image Hosting

G. G. Jolly

11 comentarios:

hlp dijo...

Hola Ululatus.

Algunas cosas comenté al respecto.

En efecto el discurso va más sobre fe y razon, y las formas de conocer a Dios.

Sin embargo, la elección de la cita es al menos desafortunada. No es necesario citar algo como eso para hablar de la postura de ver a Dios como capaz de lo anti-racional, de la anti-coherencia, etc. Hay muchos textos intra-eclesiales con que se podia hablar de ello.

Vale. Que dijo que eso no representaba su pensamiento. Pero es que es justo el unico ejemplo que hay alli. Que tal aclarar justo luego que eso no es necesariamente el Islam como dijo... y citar por ejemplo a Charles de Foucauld y su visión del Islam.

Tema aparte (y lo menciono porque te metes por alli, no porque sea central a la polemica actual) es lo del pensamiento griego. Yo no creo que sea necesario apelar a el para caer en cuenta de que Dios no se contradice. Sino está claro en el Antiguo Testamento, si está claro en los evangelios. De una lectura "naive" de las parabolas sale claro que Jesús lo ve así.

Yo más bien creo que nos falta mucho de semita para poder tender puentes de corazón con el mundo actual, más cercano a las obras que a las palabras (Vaticano II, etc). El pensamiento griego que se fundio con el cristianismo tiene también sus riesgos. Me atrevo a decir más. Algo de la soberbia que tiene occidente desarrollado con otras culturas y en particular con el Islam tiene que ver con esa autoreconocida capacidad de ver las cosas "como son" y echarselas al otro en la cara.

Vuelvo atrás. Es delicado el uso de esa cita. Yo la considero innecesaria y delicada. No se. Es como que alguien hable de la tolerancia y los derechos humanos y ponga como ejemplos los textos jesuitas para justificar la esclavitud (en el periodo en que lo hicieron). Es muy raro.

un saludo

hlp dijo...

Más delicado aun.

Terminas diciendo: "si hoy día ni siquiera se puede nombrar a Mahoma ni al Islam sin que se vuelen cosas, quemen iglesias y maten monjas es que Manuel II puede no haber estado tan errado...".

Lo que dijo el Manuel II es que asi extendio Mahoma su religión. Tu estarías relacionando esa afirmación con la violencia musulmana actual. Es decir, estarías dando un sentido que segun dices el Papa no uso en el discurso.

Ves que cerca está de ser interpretada así la cita a este texto de parte del Papa?!?

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

¿Pudo haber utilizado otro texto? Sí. ¿Es una cita desafortunada y delicada? Sí.

Pero restringir su uso por una falsa prudencia, por miedo a las reacciones violentas, me parece una forma de intimidación inadmisible. Y ése, más que cualquier otra considereción, a mi ver, es el mayor problema. La puerta del diálogo está cerrada, con un gran letrero que dice: 'No se acerque, ¡peligro!'.

Gracias por escribir.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

He encontrado estos dos posts en un blog cercano, muy buenos, acerca del tema:

http://predicanet.blogspot.com/2006/09/el-papa-y-el-islam-comentarios-de.html

http://predicanet.blogspot.com/2006/09/el-papa-y-el-islam-comentarios-de_22.html

Kike dijo...

Me pareció buena tu opinión, Ullulatus, me refiero a la entrada del blog. Personalmente, no me pareció desafortunada la cita de Benedicto XVI.

Mira, te comparto este artículo que quizá te resulte tan interesantes como me resultó a mí; es de Rafael Navarro-Valls: http://paracambiarelmundo.blogspot.com/2006/09/papa-e-islam-razn-y-fe.html. Si el link no sirve, ve aquí: http://paracambiarelmundo.blogspot.com. Ve al artículo "Papa e Islam, razón y fe", y ahí se cita el artículo de Navarro-Valls.

En este artículo que te cito se menciona algo que también me parece muy interesante, y es que quizá la cosa enuncie un problema más de fondo: los cristianos creemos en la razón como camino para llegar a Dios (y Benedicto creo que está muy de acuerdo con aquello de "No actuar razonablemente es contrario a la naturaleza de Dios"); mientras, los musulmanes creen al margen de Dios. Como dice Navarro-Valls, tal vez se trate de una diferencia epistemológica más profunda.

Obviamente, nada de esto justifica la violencia. La caricatura que pusiste es bastante fuerte... pero no le falta razón.

Saludos.

Kike dijo...

Perdón: en mi comentario tuve un error:

DICE:
"mientras, los musulmanes creen al margen de Dios".

DEBE DECIR:
"mientras, los musulmanes creen al margen de la razón".

Salud.

hlp dijo...

En este articulo http://www.redescristianas.net/2006/09/25/bxvi-%c2%bfapostando-por-la-guerra-juan-fernando-sanchez/ es interesante el analisis del discurso, mucho mas elaborado del que comentaba arriba, pero mas agudo en cuanto a que comenta y que deja de comentar el Papa.

saludos

Alejandro Sada dijo...

Qué tal? quería informarte que he cambiado el nombre y la dirección de mi página. "¿Verdad o Castigo?" es ahora "Tras el Muro de Planck". La dirección es:

www.traselmurodeplancl.blogspot.com

Saludos,

ASM

frid dijo...

Ululatus: he estado estos días montando un periódico digital de ámbito regional (aragonés) y no he podido visitar los post de mis amigos. Muy majo el post del Islam incluido el de los "pacíficos musulmanes".
Si te parece, puedo hacer un artículo sobre el "blog del día" y pongo el post del pueblo de Israel.
El correo del periódico es: aragonliberal@gmail.com
La dirección de mi periódico digital es:
http://aragon-liberal.lastinfoo.es
Me encantaría dar a conocer tu blog.
Ya me dirás.
frid

frid dijo...

Lo mismo va por Alejandro; pero tengo que ir colocando uno, después otro y así... difundir algo de los buenos blogueros de la red.

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Olvidá agradecerles a todos por los artículos y los excelentes comentarios.

¡Un saludo!