viernes, julio 13, 2007

Un trágico Lied alemán

Lied es el término alemán que designa a las canciones románticas (aunque las hay de otros períodos) para voz y piano, por lo general, como aquellas que compusieron, más notablemente, Franz Schubert, Robert Schumann, Johannes Brahms, Gustav Mahler o Richard Strauss, tomando poemas de Schiller, Goethe o Heine, por mencionar algunos casos.


Sándor Liezen-Mayer, Faust und Margarete, 1875.
Incluyo aquí mi favorito de entre todo este maravilloso género, ‘Meine Ruh’ ist hin’, del ciclo Gretchen am Spinnrade, de Franz Schubert, Op. 2 D118, que data del año 1814. Presento el texto original en alemán, proveniente del Fausto de Goethe, y su traducción española. Aquí, el audio del Lied, interpretado por la maravillosa soprano neozelandesa Dame Kiri Te Kanawa.
Meine Ruh’ ist hin,
Mein Herz ist schwer,
Ich finde sie nimmer
Und nimmermehr.

Wo ich ihn nicht hab
Ist mir das Grab,
Die ganze Welt
Ist mir vergällt.

Mein armer Kopf
Ist mir verrückt,
Mein armer Sinn
Ist mir zerstückt.

Meine Ruh’ ist hin,
Mein Herz ist schwer,
Ich finde sie nimmer
Und nimmermehr.

Nach ihm nur schau ich
Zum Fenster hinaus,
Nach ihm nur geh ich
Aus dem Haus.

Sein hoher Gang,
Sein’ edle Gestalt,
Seine Mundes Lächeln,
Seiner Augen Gewalt,

Und seiner Rede
Zauberfluß,
Sein Händedruck,
Und ach, sein Kuß!

Meine Ruh’ ist hin,
Mein Herz ist schwer,
Ich finde sie nimmer
Und nimmermehr.

Mein Busen drängt sich
Nach ihm hin.
[Ach]1 dürft ich fassen
Und halten ihn,

Und küssen ihn,
So wie ich wollt,
An seinen Küssen
Vergehen sollt!


Mi corazón pesa,
Mi calma se ha ido:
Ya nunca la encuentro
Ni la encontraré.

No estar junto a él
Me es igual a tumba;
Todo el universo
Me resulta odioso.

Mi pobre cabeza
Está desquiciada,
Mi pobre sentido
Está destrozado.

Mi corazón pesa,
Mi calma se ha ido:
Ya nunca la encuentro
Ni la encontraré.

Solamente a él
Busco en la ventana
Y sólo por él
Salgo de mi casa.

El andar erguido,
Su noble figura,
Sus labios sonrientes,
Su mirada intensa,

Y de su discurso
El flujo hechicero,
Su apretón de manos,
¡ay!, también sus besos.

Mi corazón pesa,
Mi calma se ha ido:
Ya nunca la encuentro
Ni la encontraré.

Mi pecho suspira,
Suspira por él.
Pudiera ¡ay! tocarlo,
Pudiera ¡ay! tenerlo,

Besarlo también
Tal como deseo:
Así de sus besos
Querría morir.

5 comentarios:

Estefanía Salazar dijo...

Ululatus, ¿tendrías algún comentario en particular sobre los lied (¿o lieden, en plural?) utilizados por Gustav Mahler?

Saludos,

Estefanía

Anónimo dijo...

El Padre Cristian puso este link en su blogg, y entre por curiosidad del titulo, no lo se traducir, pero intui que iba por el camino de la sabiduria. Gracias a Dios, temas muy interesantes: musica clasica, pintura,historia, etc. desde la perspectiva "audaz" de un sacerdote Jesuita. Ire viendo los otros temas, pues hay algunos que me interesan de forma especial. Saludos. Maria Laura.

Anónimo dijo...

"Errar es humano" y parece que me equivoque, puedo estar mal informada, veo que no eres sacerdote, no lo dices en tu perfil, y ademas eres muy joven (21 años) para ser sacerdote.Ademas la foto me pudo llevar a equivocacion. En todo caso los articulos que he podido leer sobre el aborto y los sacerdotes, son bastante claros y subjetivos. Interesante conocer tu punto de vista. Continuo leyendo los otros temas. Saludos. Maria Laura

Anónimo dijo...

¿que significa S.I.? Curiosidad pura. Maria Laura

Ululatus sapiens, S. I. dijo...

Maria Laura:

Gracias por escribir. Se aprecian tus comentarios. Bueno, para responder tus preguntas: S. I., o bien S. J. son las siglas para Societatis Iesu, Compañía de Jesús. Y sí soy jesuita, aunque novicio apenas. Dios mediante, seré sacerdote en 12 años...

Estefanía:

Mahler me encanta. Sobre todo sus sinfonías, pero sus ciclos de canciones me fascinan, en especial los Kindertotenlieder.

¡Saludos a todos mis lectores! Disculpen, por favor, el descuido del que este blog ha sido víctima últimamente, pero estaba incomunicado.